domingo, 3 de julio de 2016

¿QUE ES UN FONDO DE INVERSION Y PARA QUE SIRVE?

En mi opinión, los fondos de inversión son posiblemente el mejor vehículo de inversión para canalizar el ahorro por muchos motivos. Flexibilidad, oferta, diversificación, fiscalidad, acceso a mercados exóticos de forma económica, etc. No obstante también hay muchas opiniones en contra, por el gran negocio que supone para los bancos y la industria de gestión de activos. Por eso, lo que quiero es que te formes tu propio punto de vista. Para lo cual voy a darte algo de información útil sobre fondos de inversión para novatos.
La banca comercial es el principal distribuidor de fondos de inversión del mercado. La mayoría de bancos tiene sus propias sociedades de gestión de activos. Y gracias a la red comercial de oficinas, captan cantidades ingentes de dinero en los fondos que a ellos les interesa.
En general si vas a tu banco por tu propia iniciativa, te encontrarás que tienen un catálogo de fondos con una oferta muy similar a las de cualquier banco de la competencia. Prácticamente en cualquier banco, vas a tener un monetario, un fondo de renta fija a medio y largo plazo, dos o tres fondos mixtos, un fondo de bolsa americana, uno de bolsa europea, bolsa japonesa, emergentes y bolsa internacional. Con veinte o veintitantos fondos tienes cubiertas las categorías más comunes de fondos de inversión con las que hacerte una cartera de fondos.
Si vas al banco porque te han llamado para informarte de un fondo, malo. Y si vas a informarte sobre fondos y te insisten mucho sobre uno o dos fondos concretos, malo también. Malo porque seguramente te querrán colar el fondo de campaña de turno y aunque pudiese salir bien, no tiene por qué ser el fondo más adecuado para ti.
Como novato en fondos de inversión, debes saber que ya sea que contrates un fondo por tu cuenta, por recomendación o por tu propia iniciativa si lo contratas a través de internet, el banco está obligado a que pases un test de conveniencia. Es decir, a verificar que lo que vas a contratar está dentro de los parámetros que marcan, tu experiencia inversora, tus conocimientos y tu capacidad financiera.